Tipos de pintura ¿Cuál elijo? Usos y aplicaciones

Tipos de pintura ¿Cuál elijo? Usos y aplicaciones

La variedad de tipos de pintura que puedes encontrar en cualquier centro de bricolaje, almacén o en la tienda más cercana del barrio, es abrumadora.

Si alguna vez has visitado un sitio de los anteriormente nombrados, es probable que te hayan surgido mil dudas a la hora de escoger, ya que hay muchas variantes para una misma superficie, por ejemplo, en pintura para las paredes puedes encontrar: interior o exterior, al agua o al aceite, acrílica o plástica, esmalte o epoxi… ¡Ayuda!

No te preocupes, hay muchísima variedad y seguramente a todos nos ha pasado, por eso queremos ayudarte en tu elección dando un repaso a los diferentes tipos de pintura específicos para decoración y bricolaje, las cualidades que tienen, características, para qué zona se aplican y otros factores importantes.

Y es que, la clave para obtener buenos resultados está en conocer bien todos estos aspectos de la pintura. Además de saber distinguir las propiedades y composiciones que contienen o el tratamiento y la técnica a aplicar.

Índice de contenidos

¿Qué tipos de pintura se pueden encontrar?

Para este post vamos a dividir los tipos de pinturas en dos grandes grupos conocidos, clasificándolos según sus propiedades.

Pinturas al agua:

Bien si eres especialista o no, esta pintura seguramente es la que más hayas usado, y es que las pinturas al agua son aquellas que, como bien indica su nombre, rebajamos con agua para su aplicación. Tienen mayor uso por su facilidad de manipulación, no desprende olores tan fuertes como otros tipos de pintura. Además, son pinturas de secado rápido y salta mejor en su limpieza.

Pinturas al aceite:

Estas pinturas son trabajadas con aceite y pueden recibir varios nombres como alquídicas, al óleo, sintéticas, con base de aceite, etc. Aunque no te lo creas, antiguamente eran las más utilizadas por pintores para aplicar a interiores, pero con el paso del tiempo han sido remplazadas por las pinturas al agua que han ido mejorando y ofreciendo una alta gama de colores. A diferencia de las de base con agua, estas son de secado más lento y en cambio, sí desprenden olores más fuertes. Sin embargo, son esenciales por su acabado resistente para trabajos que estén expuestos a un mayor impacto. Por lo general, son más caras y cuestan mucho más de limpiar, se tiene que hacer uso de disolventes como el aguarrás.

Componentes de la pintura

Todos los tipos de pintura que encontramos a día de hoy, ya sean al agua o al aceite, se componen de una serie de subproductos. Es muy importante que los conozcas:

Tipos de pintura y sus componentes

Pigmentos:

Son materiales en forma de polvo, insolubles en agua y aceite, que permiten la coloración y opacidad de la pintura.

Aglutinantes:

Sustancias que se emplean para retener los elementos colorantes.

Disolventes:

Se encargan de disolver el aglutinante en caso de que sea sólido, o fluirlo si es líquido.

Plastificante:

Tiene como objetivo hacer que el material que se va a añadir sea más manejable, esto se consigue adquiriendo plasticidad y hace que sea más sencillo de tratar.

Cargas:

El material de carga es el responsable de aportar más volumen a la mezcla, un secado rápido, buena adhesión, flexibilidad y resistencia.

 

Tipos de pintura con base de agua

Tipos de pintura con base de agua

Pinturas acrílicas:

Emplean como base una resina acrílica que es mezclada junto a pigmentos de color, por eso, el punto fuerte de las acrílicas es su amplia variedad de colores. Es soluble en agua y su secado es rápido, tiene un acabado mate o brillante dependiendo la mezcla que se realice y un olor ligero. Muy utilizadas en interiores y en restauración de muebles, por su facilidad de aplicar en dos o tres capas (dejando secar entre cada una de ellas) y obteniendo un magnífico resultado.

Pinturas plásticas:

Estos ejemplos de pintura al agua son de las más utilizadas por los pintores para paredes de interior. Al contrario de las pinturas acrílicas, su paleta de colores no es tan amplia. En las pinturas plásticas podemos encontrar tres tipos posibles: a una capa, cubrientes y resistentes.

Chalk Paint:

Es una pintura natural que proviene de la tiza, se puede decir que contiene más del 35% de tiza. Es utilizada especialmente para la decoración y mejora de todo tipo de objetos, ya que podemos encontrar varias gamas como: Vintage para muebles, Versante para exterior y zonas con humedad y Velvet para paredes, entre otras. Cuanta mayor cantidad de tiza se aplique mejor acabado tendrá en muebles. Se puede combinar con otros emulsionantes naturales como es la resina para un mayor agarre en cualquier superficie.

Pinturas al aceite

Esmaltes sintéticos:

Con el paso del tiempo y con el avance de la industria se empezó a necesitar mejoras en los materiales y es por eso que las pinturas en base a aceites y resinas naturales se vieron mejoradas por las resinas alquídicas, siendo esenciales en los esmaltes. Gracias a que se consigue un mejor secado, dureza y elasticidad. De aquí surge el llamado esmalte sintético o alquídico.

Algunos acabados de los esmaltes sintéticos son excelentes para exteriores ¿Por qué?  Son esmaltes de alta calidad, resistentes a altas temperaturas (hasta 90 ºC), a la grasa, a los roces o rayados, a los productos de limpieza, etc. Es un producto perfecto para la intemperie.

Tipos de pintura exterior

Hay que tener en cuenta que son esmaltes espesos y desprenden un fuerte olor; para poder trabajarlos hay que suavizarlas con un poco de disolvente y aplicar en espacios abiertos y ventilados. Algunas marcas muy conocidas como Titanlux, ofrecen amplia gama de colores y acabados y explican a la perfección cómo aplicar este tipo de producto.

El acabado puede ser:

Brillante:

Muy recomendado para la carpintería de exteriores debido a su resistencia.

Satinado:

Es más fino y por lo tanto más delicado, se utiliza principalmente en muebles de colores claros.

Mate:

Digamos que tienes un acabado más rústico, es de gran delicadeza y esconde muy bien los desperfectos.

Pinturas epoxi:

La mayoría de las pinturas de este tipo constan de dos componentes, uno es la resina y el otro el agregado de un catalizador para endurecerse. Se aplica en sitios donde se necesite resistencia, durabilidad y protección. Gracias a su dureza hace que sean una buena elección para renovar bañeras, platos de ducha, suelos de baldosa y hormigón entre otros. Se tiene que calcular bien la cantidad que se vaya a mezclar, debido a que cuando pase el tiempo de uso la mezcla se endurece tanto que va a ir directamente al residuo perteniente.

Otros tipos de pintura

Actualmente en el mercado, podemos encontrar infinitos tipos de pintura según las características, uso y aplicaciones que le queramos dar. Además de una amplia gama de colores.

A parte de las pinturas nombradas, podemos encontrar:

Pinturas en aerosol:

Nos evita tener que usar brochas y obtienes como resultado una superficie lisa.

Pintura antimoho:

Perfecta para zonas con humedad.

Semilacados:

Es un sustituto al lacado, para evitar tener que llevar grandes muebles, como una puerta, al lacador.

Pintura antioxidante:

Se aplican directamente sobre el metal, incluso estando oxidado. Aunque lo recomendable es lijar, limpiar y secar muy bien la superficie oxidada.

Existen otros tipos de pintura como: ignífuga, ecológica, etc. ¿Necesitas información sobre éstas? Háznoslo saber en los comentarios y ampliaremos la información.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: