Agua turbia y blanquecina en la piscina – Solución en 6 pasos - 2019

Agua turbia y blanquecina en la piscina – Solución en 6 pasos - 2019

Si el agua de tu piscina se vuelve turbia y coge un color blanquecino, puede que los niveles de pH no sean los correctos.

Para solucionar este problema necesitas los siguientes productos (o similares) y seguir estos sencillos 6 pasos:

Productos para limpiar agua de piscina turbia y blanquecina

- Medidor de pH (6,99€)

Reductor pH (12,98€) o Elevador de pH (15,98€)

Cloro de choque (8,95€)

Floculante líquido (5 Litros  - 13,98€)

Limpiafondos (99,95€) *Envío gratuito

* Puedes usar cualquier otra marca, los pasos a seguir serán siempre los mismos. Pero tendrás que leer atentamente las especificaciones y modo de empleo de ese producto, no es lo mismo aplicar un producto en estado líquido, granulado, en pastillas… Nosotros te explicaremos modo de empleo y cantidades para estos productos en concreto.

 

Estos son los pasos a seguir para una solución 100% eficaz:

PASO 1 – Analizar el agua

Lo primero, debes comprobar el nivel de acidez del agua de tu piscina. Para ello, utiliza el medidor de pH. El nivel correcto de pH está entre los 7,2 y 7,6. Como estamos hablando de un agua turbia y blanca, probablemente no cumplas estos parámetros y obtengas unos valores de acidez más bajos o más altos a los recomendados.

Tabla para medir el pH de tu piscina

PASO 2 – Estabilizar el pH del agua

Tal y como se muestra en la tabla anterior, dependiendo del valor que obtengas tras el análisis, realizaremos una de las siguientes acciones:

1. pH entre 0 y 7,1 (bajo): Aplicaremos elevador de pH de la marca Diasa.

- Modo de empleo: Según el fabricante, aplicar 300gr por cada décima de pH que queramos subir y por cada 100 m³ de piscina. O más sencillo: 3gr de producto por cada m³ de nuestra piscina y por cada décima de pH que queramos subir. Mezclamos la cantidad de producto en un cubo con agua y vertemos directamente sobre el agua por los bordes de la piscina.

 

- Ejemplo práctico: Si tenemos un pH de 6,8, tendremos que subirlo, como mínimo, 4 décimas para que alcance el valor mínimo aconsejable (que es 7,2). Si tengo una piscina mediana de 8 metros de largo x 4 metros de ancho x una profundidad media de 1,5 metros, obtengo un total de 48 m³ que multiplicamos por 3gr de producto y nos da un total de 144gr. A su vez, volvemos a multiplicar por la cantidad de décimas que queremos subir (en este caso 4 décimas) 144gr x 4 = 576gr de producto debería aplicar en esta piscina.

2. pH entre 7,7 y 14 (alto): Aplicaremos reductor de pH de la marca P.Q.S.

- Modo de empleo: Aplicar 10gr de producto por cada décima de más que tenga el pH del agua y por cada m³ de la piscina. Disolver el producto en un cubo de agua y precipitar sobre las boquillas de impulsión con la depuradora encendida.

- Ejemplo práctico: Si el pH de mi piscina está en 7,8 (se pasa dos décimas del valor correcto que sería 7,6) tendré que aplicar 20gr de producto (10gr por cada décima que se ha pasado) por cada m³ de mi piscina. Si tengo una piscina mediana de 8 metros de largo x 4 metros de ancho x una profundidad media de 1,5 metros, obtengo un total de 48 m³. Así que, 48 m³ x 20gr = 960gr es la cantidad correcta de producto que debo aplicar.

* Si no sabes su capacidad, te dejamos esta guía para calcular los m³ de tu piscina

* Este paso es muy importante ya que, si no estabilizas primero el pH del agua de tu piscina, los otros productos que utilices no tendrán el mismo efecto y fracasarás en el intento.

PASO 3 – Cloro de choque

Pasadas unas 24 horas, los niveles de pH ya deberían ser los correctos. Lo siguiente será añadir algún tipo de cloro rápido (¡OJO! No lo confundas con el cloro clásico. El cloro de choque es un tipo de cloro de disolución muy rápida) para que haga efecto contra las bacterias, algas, hongos y demás contaminación.

 

Nosotros utilizaremos Diaclor 60 gr. El fabricante recomienda añadir 15gr de producto por cada m³. Si nuestra piscina es de 48 m³ x 15gr = 720gr de producto es lo que necesitamos. Y es tan sencillo como repartir el producto, tal cual (sin diluir), por toda la superficie de la piscina de la forma más equitativa posible (no deposites todo el producto en un lado de la piscina).

 

En tan solo 2 horas habrá hecho efecto.

PASO 4 - Floculante

- Pasadas 2 horas, ya puedes aplicar el floculante. Este actúa directamente sobre las partículas, desestabilizándolas y evitando el agua turbia, ya que la suciedad se “agrupa” y se posa en el fondo de la piscina.

 

- Utilizaremos el Floculante líquido de P.Q.S, cuyo fabricante recomienda medio litro (1/2) de producto por cada 50 m³. Es decir, si tenemos una piscina de 48 m³, utilizaremos medio litro de floculante. Puedes aplicar el floculante líquido directamente sobre el agua con una regadera que te facilite la tarea. Empieza por los bordes y termina por el centro de la piscina. Activa el filtro durante media hora y después lo apagas y ya puedes dejar actuar al producto durante 24 horas. Es importante que el filtro permanezca apagado durante este periodo.

PASO 5 – RETIRAR LA SUCIEDAD

Lo que haremos al día siguiente será retirar todas las partículas depositadas en el fondo con un limpiafondos, ANTES de enchufar el filtro. Es importante retirar todas estas partículas previamente para no revolver el agua y que las partículas de suciedad se separen de nuevo. Cuando acabes con el limpiafondos, enchufa el filtro y ya habrás terminado.

* Es muy importante seguir los pasos en el orden nombrado, para no mezclar el agua con las partículas sucias nuevamente.

 

UN RESUMEN RÁPIDO:

-          Mantener valores pH entre 7,2 y 7,6.

-          Echar cloro de choque, valores aproximados entre 0,5 y 1,5 (el medidor de pH sirve también para medir el cloro).

-          Aplica el floculante y deja actuar 24h

-          Retira todas las partículas con el limpiafondos antes de enchufar el filtro.

 

ADVERTENCIAS:

-       Si el agua de tu piscina está turbia y tiene un tono blanco, nadie debería bañarse. Un agua de este tipo está contaminada y puede provocar escozor en piel y mucosas.

-          Tampoco deberá bañarse nadie antes, durante ni después de aplicar productos químicos.

CONSEJOS:

-          Controla especialmente los niveles de pH y cloro los días de lluvia, mucho viento o calor extremo.

-          Deja actuar el filtro de la piscina al menos 6 horas diarias.

-          Pasa regularmente el limpiafondos.

 

 

Llegamos a la conclusión de que el mantenimiento de piscinas es imprescindible y nos ahorrará mucho tiempo y dinero. Teniendo una rutina de control y análisis sobre el agua de la piscina y con los productos adecuados, será más que suficiente para evitar estos pequeños sustos.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: